El efecto Trump: Su lucha, comunicación y liderazgo.

Para mi sucedió algo muy simple.

Un candidato hablo sin guion y sin pelos en la lengua.

Los que quedaron tristes hace 8 años, les toca estar felices al menos por 4, y eso es democracia.

Estados Unidos es un país muy fuerte e institucional, hay que dejar que suceda la realidad y no ser manipulados ni por información que muchas veces es falsa, ni por nuestras emociones que son viscerales.

La gente hablo en las urnas, y esta hablo desde el hartazgo y el cansancio de que a las personas les traten como idiotas manipulables y con un frio cinismo. No gano Trump perdió el establishment y la maquinaria tanto Republicana como Demócrata que intento detenerlo y que le ha fallado a la clase trabajadora de clase media.

Alguien les hablo simple, quizá sin mucha capacidad intelectual, con nula sensibilidad política, ni de elocuencia para expresar sus ideas sin ofender a los que no están de acuerdo; quizá eso es justo lo que llamo la atención a la gente, que la política de siempre dice mucho y al final no dice nada y soluciona muy poco. La gente no quiere que le digan que hacer y que creer porque a pesar de que los medios intenten convencerlos ellos viven otra realidad.

La campaña de los demócratas fue enfocada en ignorar a la mayoría blanca del país distribuida según los escaños electorales y basarse en las minorías impregnándoles un sentimiento de separación, victimización y culpa sobre sucesos del pasado, algo que, para muchos, inclusive las minorías, ya es inaceptable. No se puede mantener una retórica de separación y racismo como forma de lucrar, y culpar de forma simple a toda la otra mitad de un país que voto por Trump de malosos y fanáticos por cualquier situación que no favorezca a las minorías por el simple hecho de serlas, hay que escuchar el mensaje, también los blancos sufren por la situación económica global indiferentemente de su color de piel y muchos de los que votaron Trump lo hicieron antes por Obama. Para la mayoría no fue un voto racista, ni un voto xenófobo sino un voto en contra del status quo y el descontento económico.

Trump le hablo a la gente que precisa una disrupción del rumbo para tener fe en algo diferente y mejor, se dijo no más a una constante agonía económica de austeridad y de falta de empleo. Quizá no lo logre, yo espero que si por el bien del mundo, pero su mensaje fue fresco, el sueño americano se basa en que si haces las cosas bien como persona conforme está establecido el sistema, puedes mejorar tu condición en la que estas y aspirar a las mejores cosas que te puede ofrecer el mercado capitalista, este sueño ya para millones de americanos no es una realidad. El mundo está perplejo e inmovilizado porque las ideas económicas son escasas y no logran que las poblaciones en sus diferentes países vean un aumento en su calidad de vida.

La globalización es positiva siempre y cuando también exista una competencia leal entre todos los participantes, tal y como lo señalo Trump, China es un gran tramposo, diezma las economías vendiendo a precios subsidiados y no permite que entres a su encomia y te hagas fuerte internamente. Ellos le llaman una China y dos sistemas. Esto ha logrado que importar de China sea más barato que fabricar en los países propios porque ningún país occidental limita nada, ni protege nada en nombre del libre mercado mientras ellos juegan a los que les conviene, inclusive copiando marcas registradas y bloqueando compañías extranjeras con la excusa que tienen mucha influencia sobre la sociedad china algo impensable en nuestras sociedades.

Clinton fue perjudicada por la percepción que aceptaba a través de su fundación millones de dólares para financiar su campaña de países extranjeros y por ende no estaba en su mejor interés el fastidio del pueblo americano sino de los intereses globales.

Los demócratas en esta campaña representaron las ideas de siempre, soluciones inservibles y que rebasan a la realidad del trabajador americano, representaron las elites y el establishment que se corrompió, prueba de esto en las internas demócratas le jugaron chueco e hicieron trampa al Senador Bernie Sanders para que ganara Hillary Clinton. Revelado esto en los emails liberados por WikiLeaks.

Trump venció al que parecía un perverso juego de poder en la que dos familias Bush y Clinton se han pasado el dominio de la nación más poderosa del mundo de padre a hijo y de esposo a esposa. Esto definitivamente no acento bien con el pueblo americano, sembrando la duda de una realidad que seguramente muchos pueden concordar sobre que hay gente más calificada y diferente a este núcleo de mando que pueden traer nuevas ideas y soluciones a las dolencias del pueblo americano.

Sin duda Mexico y sus migrantes fueron de los más señalados en esta contienda política, hecho lamentable al ser usados como chivos expiatorios a la problemática económica del país vecino del norte; cabe recalcar que en su gran mayoría esta gente es gente trabajadora, buena, noble y en busca, como seres humanos que son, de mejores oportunidades en la vida. Trump pregono sobre el miedo y sus formas en lo absoluto son las correctas, pero en su casa los americanos pueden construir lo que se les dé la gana y deben como cualquier nación buscar que no haya manera de permitir ilegalidad en ningún ámbito, esto por congruencia y porque permite tener una nación fuerte en sus instituciones y en su convivencia.

Cabe recalcar y enfatizar puntualmente, y lo digo sin miedo a equivocarme, que los que les hemos fallado verdaderamente a los millones de migrantes somos nosotros como nación. No hemos logrado en México llevar a la realidad mejoras en nuestra sociedad, en nuestra economía, en nuestra seguridad, en nuestro estado de derecho que le permita a nuestra gente aspirar a una mejor vida, en esta su patria.  Logremos pronto ser una nación ejemplo, donde podamos ir de manera legal a cualquier país y con las puertas abiertas para desarrollarnos intelectualmente, por nuestras capacidades, por nuestros avances tecnológicos, por nuestro gran poder adquisitivo, por nuestra civilidad, por nuestra honestidad, por nuestra cultura y no porque no hay oportunidades en nuestro país, esto si es lamentable.  El complejo que México no puede salir de su situación, no lo creo, no lo comparto y lo repudio. El mexicano es suficientemente capaz, pero necesitamos tener un país de meritocracia, con otra mentalidad y lograrlo no depende de un precepto ya establecido, depende de nosotros. Lets make Mexico great again!

Por: Dr. Daniel Pomerantz Okon.

pomerantzdaniel@outlook.com

Twitter: @danypomerantz

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *