El verdadero ganador de las elecciones en Estados Unidos: Vladimir Putin

Por: José Raúl Torres Domínguez

 

Recién Trump acaba de tomar posesión como el Cuadragésimo Quinto Presidente de los Estados Unidos de América. Ya han sido muchos los medios que analizan lo que va a a pasar ahora con México durante ese periodo de, al menos, cuatro años (¡AL MENOS!); así que no pretendo unirme a ese club, prefiero ver el entramado de tendencias que parecen apuntar a un solo lado: Putin está fascinado de la vida.

La tendencia mundial ha sido que la gente emita un sufragio con la cabeza caliente, y es natural, tan solo hay que ver lo viscerales que se ponen los “Pejezombies” si les tocan a su líder, que, aunque les duela, tiene exactamente la misma tendencia discursiva que el magnate. Y es la tendencia de “elecciones calientes, electores calientes, país quemado” la que motivó el Brexit, el “No” por la paz en Colombia y la llegada del peor peinado masculino a la Casa Blanca.

Es claro que el hartazgo hacia el sistema y sus expositores tradicionales es mundial, pero ¿Cómo se beneficia el camarada Putin de todo esto? Bueno, para empezar parece inamovible ante esta tormenta anti-políticos. Además, las tendencias anti-europeas que tambalean a esa Unión son alarmantes de verdad, y la llegada de Trump al despacho oval es una condición óptima para desestabilizar al gobierno norteamericano.

En el caso de la Unión Europea, este año tenemos elecciones importantes para el viejo continente en Alemania y Francia. Las elecciones en Estados Unidos fueron muestra de lo que puede hacer el gobierno ruso respecto a influir en elecciones extranjeras que le interesan.

En Alemania tenemos que la Primer Ministro es la gran lideresa europea pro Unión y pro freno a la Rusia de Putin. Las próximas elecciones en el país germano podrían poner a Angela Merkel en riesgo de tener que abandonar el cargo y, con ello, Europa perdería definitivamente todas las voces políticas que procuran frenar la caída del mayor proyecto de integración internacional más grande de la historia. Si el ensayo en las elecciones gringas fue bueno, el gran show es lograr quitar a Merkel del mapa. Si el público grita “¡Otra! ¡Otra!”, el,líder ruso podría hacer de las suyas en Francia para lograr que Le Pen, la gran nacionalista Gala y anti Unión Europea, llegue al poder y derrumbar a un continente entero.

angela

Mientras tanto, en Estados Unidos, deberemos verlo así: imagine que es Putin, y debe ver la forma de desestabilizar al gobierno norteamericano después de una administración muy popular; las elecciones son su oportunidad, tal como en Europa; los años electorales siempre son delicados, para cualquier país. De un lado hay una mujer con un discurso de unión y trabajo que de llegar a ser presidenta será lideresa indiscutible y fuerte como nadie, por lo que su momento más débil es como candidata; del otro lado hay un hombre de peinado feo, bronceado dudoso, pasado cuestionable y discurso nacionalista, racista y que tiende a la división, además de ser tan débil como presidente tanto como lo es como candidato. ¿A quién querría usted como presidente si quiere tirar la estabilidad social de Estados Unidos y la legitimidad del gobierno?

hillary

Exacto. De ahí que se rumore un hackeo ruso en el sistema electoral estadounidense y que Moscú haya pasado información delicada sobre Hillary Clinton al magnate. Y hasta hoy, el plan ha trabajado muy bien, y habrá que ver cómo reacciona Putin ahora que se sabe que posee información personal y financiera comprometedora sobre Trump. Podríamos ver una crisis gubernamental tanto o más catastrófica que el caso Watergate que tumbó a Nixon.

trump

Qué gana Rusia, es lo más revelador: el mar Báltico. Durante todo el 2016, Suecia ha estado colaborando con la OTAN, donde los principales miembros son de la Unión Europea y Estados Unidos, sobre todo Inglaterra, Francia, Alemania (quien ha colaborado más con el gobierno sueco) y Estados Unidos (¿Ahora ve cómo encaja todo?). El motivo de esa colaboración es ayuda militar, cosa que pone nerviosos a los rusos, y, ante esto, se estuvo amenazando desde Moscú con invadir el Báltico, a donde dan Suecia y otros tres miembros de la OTAN: Estonia, Letonia y Lituania.

Con Estados Unidos en crisis interna, Alemania, Inglaterra y Francia en manos de los nacionalistas, lo cual arrastra a toda Europa y con ellos a la OTAN, las intenciones de Putin en el Báltico se ven muy tentadoras de realizar. Suena conspiracionista, pero tiene sentido…

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *