El poder de las redes sociales en el #ElectionDay

election-day-social_1478600414234_49306274_ver1-0_640_480

 

Sin duda alguna, somos testigos de un hecho histórico sin precedentes este 08 de noviembre. No solo por el desarrollo y conclusión de un proceso electoral, que no solo se distinguió por el papel protagónico de las encuestas o por lo cerrado de la competencia en su recta final, o por las declaraciones y escándalos tanto de Donald Trump como de Hillary Clinton,  por primera vez en la historia, podremos ver el poder, impacto y alcance real de las redes sociales dentro de un proceso electoral, y el marco no pudo ser mejor.

Pudimos confirmar, que durante las elecciones pasadas, la reelección de Barack Obama fue un trending topic a nivel mundial y la imagen de su victoria que se viralizo tanto en Facebook como en Twitter ha sido la más vista y compartida de la historia. Sin embargo, a diferencia de la elección del día de hoy, la estrategia en redes sociales para posicionar tanto a Obama, como a Romney no fue tan intensa, como lo si lo fue en esta ocasión. Tanto Hillary Clinton, como Donald Trump, enfocaron gran parte de sus baterías para “enamorar” a sus electores mediante redes sociales, y los grandes medios de comunicación a nivel mundial, se apoyaron en plataformas como Periscope, Snapchat, Facebook Live y Youtube, para dar difusión a los eventos de ambos candidatos, por lo que todos tuvimos oportunidad de desmenuzar, interactuar y seguir por nuestras cuentas de redes sociales el acontecer “minuto a minuto” el Proceso Electoral en los Estados Unidos

Sin embargo, durante la trasmisión “Live” de los eventos de campaña, por primera vez se dio una interacción real de usuarios de redes sociales con la misma, donde no solo compartían su opinión de ambos candidatos, sino que mostraban su sentimiento que les provocaba, por lo que se pudo medir por primera vez no solo el “engagement” , sino también el”sentiment“, lo cual sin duda, vino a revolucionar el papel de social media durante el proceso electoral, ya que se pudo medir por primera vez no solo el volumen de interacción basado en “likes, shares, mentions retweets, hashtags o trending topics, sino también los sentimientos que les provocaba a las personas. Dentro de este rubro, de acuerdo a varias fuentes, y la experiencia que pude constatar, el “engagement y sentiment” estuvo a favor de Donald Trump, siendo espejo de las declaraciones incendiarias que lo caracterizo durante la Contienda Presidencial, mientras que Hillary Clinton mantuvo mejores índices en medios de comunicación convencionales, siendo espejo de sus tablas políticas más desarrolladas, contra el marketing puro de Trump.

Es fundamental mencionar que también por primera vez en la historia, toda acción de cada uno de los candidatos, cada palabra y cada letra fue viralizada de una forma muy intensa en redes sociales, lo cual será un factor más a medir de acuerdo al impacto en las preferencias electorales de los indecisos electorales, y paralelamente, el fortalecimiento de la base Demócrata o Repúblicana, el incluso el “switcheo” de estas bases de acuerdo con el convencimiento de cada candidato, cuyo resultado lo veremos en unas horas al concluir la Jornada Electoral y se nombre al sucesor de Barack Obama en el Despacho Oval.

Las elecciones de los Estados Unidos marcarán un nuevo paradigma sobre la fusión entre política y redes sociales, y desde luego entre política y sociedad, y será el umbral del alcance e impacto, pero sobre todo, del rol real que debe de tener la Diplomacia Digital de acuerdo a las bondades de la Diplomacia Pública, y como nunca en la historia, podremos ver el “poder suave” en acción, frente al “poder duro” en el sentido más estricto de la real politik.

 

 

 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *