Fue Trump… ¿Ahora Fidel? Y cuando México será el foco de nuestra atención? ……”

Hace quince días seguíamos estupefactos en el actuar del pueblo norteamericano que con base a su ya muy explicada democracia indirecta había ungido a Donald Trump como su futuro presidente y el inquilino de la Casa Blanca por lo menos los 4 próximos años, hay un seguimiento cronológico de su día y calendario, de sus declaraciones, de sus primeros días de que será en Enero que hará en Febrero y si para Marzo ya tiene plan lo seguiremos aun atendiendo.

¿Qué si el TPP? Sí, ya hay voces de China y de Japón acerca del tema. Que si las deportaciones, ok ya los países contemplan que deberán hacer un esfuerzo diplomático extra y vienen días y noches complicados, que si Hilary tuvo dos millones de votos más pero ¿Por qué no ganó? Y todos los días hay una nueva nota…

¿Alguien me puede decir si la Cancillería ya anunció que medidas se contemplan tomar ante el tema migratorio? ¿Me debo tomar en serio que una empresa cementera está ofreciendo el material de construcción para el muro? Debo esperar a que sea febrero y la cuesta de enero se convierta en una vertical intransitable económicamente para que la Secretaria de Hacienda y Credito Publico me explique cómo se plantean los números, esperamos a las deportaciones para que la Secretearía de Economía me explique si ya hay plan y las demás indiquen como vamos y que estamos haciendo? Yo aún no veo estos textos ya en análisis y prospectiva…

Casi tres semanas después, ahora la multicitada, compartida, leída y re-publicada noticia acerca del fallecimiento de Fidel Castro, es lo que se lee y escucha de boca en boca; “Fidel Castro esto, lo otro, aquello, la leyenda, el rumor, los cuentos, las historias, los documentales, la vida, el legado, la obra…”

Ante los acalorados debates y posicionamientos acerca de Fidel Castro es inevitable detenerse un poco revisar el mito, su legado, su vida y obra, debemos reconocer que él por sí mismo es ya una leyenda, un capitulo parte la Historia moderna. Así como hoy hablamos de Marco Polo, de Julio César, de Napoleón; me atrevo a afirmar que la historia tiene ya un anaquel listo para hacer de Fidel un caso más de análisis, revisión, opinión, él ya se ganó su propio estante de consulta. Es y será una persona de la que jamás exista una opinión a favor o en contra al 100% que no propicie el debate, el análisis y hasta la chacota.

Y es que es innegable que ambos acontecimientos están a la mano, a la orden del día, están en el momento justo y la opinión que ambos eventos son imposibles de pasar por alto de la cotidianeidad y sin duda son historia pura por sí mismos.

Pero volteo tristemente a México y veo que el caso Duarte esta hecho un nudo y eso si hay “memes” cada día diferentes, el ingenio del mexicano hoy se traduce en una “memeología opinológica” muy extraña con la que busca quejarse, pero ser divertido, pero tener mil likes en sus redes, pero ser bien chispa, pero eso si bien reaccionario… Del día a día en las comunidades que deben recibir los recursos desviados en el Estado de Veracruz, nada.

El revuelo de un Lunes de Fútbol Americano por la noche, visita comercial y con grandes dividendos para la NFL a la capital del País, y que nos hace dar la vuelta al mundo por el tan traído y llevado grito en los estadios para unos homofóbico, para otros patriótico, para otros tan tradicional y para otros irrelevante, pero que ya desata sendas discusiones mediáticas sobre si somos un país de “nacos”. De cómo van las estadísticas de desempleo…nada.

Somos más famosos para los ojos del mundo porque la postura de nuestro gobierno sigue siendo pasiva a los acontecimientos recientes, no saben si vamos a dejar que se construya el muro o no, es peor aún, no saben si lo vamos a pagar (…), no hay posturas oficiales, la diplomacia sigue de vacaciones, la Hacienda Pública ya en campaña, los partidos políticos en aquelarres internos para definir candidatos al Estado de México, las notas de Ricardo Anaya y sus viajes, los desplegados en favor de Margarita, que si Andrés Manuel sigue haciendo memes tras la paloma…pero del recorte presupuestal a ciencia e Investigación, nada aun, maldita sea nada (¡!!)

Tuve la oportunidad –si digo oportunidad porque lo es- en esta semana de ser despedido de mi empleo, no lo digo con desdén o alegría, tampoco es que me haya causado expectativa o emoción, era algo que ya estaba “cantado” y las razones en números es la baja en proyectos asignados a mi compañía en comparación con 2016 y 2015. Los números muestran un crecimiento espectacular a una caída trepidante pero controlable. Mientras la Directora General de la compañía nos anunciaba el tan conocido recorte, una frase no logró fugarse y se quedó en mi mente marcada con la viva imagen de sus ojos y su seguridad al pronunciarla: “y es de que ahora que ganó Trump..pss ya hasta más difícil y así”.

Después de las notas acerca de Fidel, mis compañeras de la empresa pronunciaron más frases por decir lo menos “coloquiales y casuales” sobre dicho acontecer: “Es de que ese señor quién era?, ah es que estaba ya bien viejito…” “orales ‘tonces ya podemos ir a Cuba porque ya es libre?” En la Facultad este sábado la romería era: Fidel Blanco o Negro. Héroe o Villano. Leyenda o Martir. Pero jamás puntos medios. Lo cual es preocupante, no deja por menos ser algo hilarante pero sin duda el punto medular es, porque los mexicanos opinamos de todo menos de nosotros? ¿Por qué tenemos plan A, B y C para acontecimientos internacionales pero para los propios seguimos con el freno de mano?

Estamos muy preocupados por el enfoque externo, ya ganó Trump y ya por ende las cosas van mal, ya falleció Fidel y la Cuba de hoy es otra, ya la tasa de interés subió el peso se desplomó y por ende todo es malo, ya firmamos un tratado de comercio y esto se solucionó. Seguimos siendo una población que voltea afuera, descuida dentro y reza por la solución mágica. Caminamos en círculos, avanzamos a ninguna parte y el mundo se nos está escapando.

Y es que la ola, las tandas y las vallas humanas cuando viene el Papa nos quedan muy bonitas, muy organizadas y dignas de realce. Ya estamos en periodo de fiestas, llegó el buen fin, las compras listas, los aguinaldos ya los pagamos tres veces en lo que aún no nos compramos, pero no hablamos de educación y los recortes, no hablamos de los gasolinazos y sus alzas, no hablamos de los desvíos de recursos y nuestros políticos corruptos, no hablamos de los desabastos de productos básicos, no hablamos de la carencia de lectura, no hablamos de un sistema educativo débil, no hablamos de una economía dependiente, no hablamos de las reformas estructurales tan llevadas y traídas, no hablamos de si es opción o no que México esté en el TTP, no hablamos de los precios de canasta básica, no hablamos de la corrupción…no hablamos, es el punto, solo vemos. De hacer algo…ya no digamos más.

Trump es y va a ser tema aun durante un buen rato, admitámoslo, Fidel es y será causa de muchos rompimientos de amistadas en los debates alcoholizados de jóvenes estudiantes de carreras sociales y de enojos y distanciamientos de adultos “filosofantes” de la política e historia del Siglo XX. Pero esto es México Señores!!!! Que estamos haciendo en nuestro día a día para advertir que las cosas no están fijas y que no podemos estar esperando a que nos den la primera bofetada dura de realidad. A trabajar desde la trinchera personal de cada uno pero por favor a trabajar en este país YA. Ayer fue Trump…Ahora Fidel…México cuando señores?

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *